jueves, 7 de junio de 2012

DEPORTE. Fútbol

Hasta siempre, Manolo Preciado

Hoy el mundo del fútbol llora la muerte del ex-futbolista y entrenador Manolo Preciado, que ha fallecido en Sueca (Valencia) a los 54 años de edad a causa de un infarto, un día antes de ser presentado como entrenador del Villarreal.


El fútbol fue su vida, fue jugador del Racing, Linares, Mallorca, Alavés y Torrelavega donde se retiró en 1992, y empezó de entrenador, para pasar luego por Racing B, Racing, Levante, Murcia, otra vez Racing, Sporting y Villarreal, al que iba a rescatar de Segunda división.



A nivel deportivo se recordarán como grandes logros sus cinco ascensos, dos de ellos a Primera, con Levante (2004) y Sporting (2008). También por su victoria con el Sporting de Gijón en el estadio Santiago Bernabéu al mejor Real Madrid de la historia, entrenado por Jose Mourinho, que acababa con la racha de récord de este entrenador de 9 años sin perder como local.

Fue una persona con la que la vida fue muy canalla, en menos de una década, tuvo que afrontar la muerte de su mujer debido a un cáncer de piel en 2002, de su hijo menor en un accidente de tráfico en 2004, y de su padre tras un atropello en 2011.
"La vida me ha golpeado fuerte. Podría haberme hecho vulnerable y acabar pegándome un tiro, o podría mirar al cielo y crecer. Prefiero la segunda opción". Así afrontaba Preciado, luchador nato, los golpes terribles que el destino le tuvo preparadado.

Un hombre transparente, con valor y humildad, uno de abajo que se coló entre la élite de este deporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada